Trayectoria familiar

Nuestra historia familiar se remonta 100 años atrás, centrandose en la industria cárnica en los años previos a la guerra civil. Nuestro primer comercio regentado por “Atoñica de la carne” se inició en la estación de guadix con la que nos sentimos especialmente unidos.

Tras los dificiles años de la guerra la familia se asentó en la localidad de Benalúa, tomando un nuevo impulso en la industria cárnica y dándose a conocer como la familia Pleguezuelos.
Tras cuatro generaciones, la descendencia de aquella familia seguimos conservando la misma ilusión por la elaboración de nuestra gama de productos.

La Empresa

Cárnicas Hermanos Pleguezuelos centra su actividad en la elaboración y preparación de todo tipo de chacinas y alimentos cárnicos. Conservando el sabor de los productos artesanales elaborados con carnes de primera calidad, con respeto y cariño por las recetas heredadas de nuestros abuelos, sin miedo a la innovación y con el respaldo que nos aportan los más de 30 años de experiencia en el sector.

Nuestra empresa se ubica en Benalúa, entre campos de melocotones cultivados a los pies de Sierra de Nevada y a casi 900 metros de altitud, en una localización privilegiada que añade a nuestros embutidos y a todas nuestras especialidades curadas, frescas y cocidas el sabor tradicional de las matanzas caseras.

A pesar de nuestra dilatada experiencia, somos una empresa familiar compuesta por jóvenes, con gran capacidad de innovación y adaptación a las exigencias de los consumidores, siempre con la calidad y la tradición como guías.